El termino halving, literalmente significa “reducción a la mitad”. Aplicado al Bitcoin significa reducir a la mitad su emisión. Y como veremos, esto está íntimamente ligado a su valor.

Bitcoin además de poder ser considerado un activo, es una moneda, y cada sistema monetario ha de tener definido unos parámetros para su emisión, al menos eso sería lo deseable.

Las monedas con valor intrínseco o monedas mercancías acuñadas por ejemplo en oro y plata, parece evidente que para poder acuñar estas monedas y por tanto aumentar su oferta en el mercado es imprescindible contar con la materia prima, es decir el oro o la plata. Por tanto, la capacidad de emisión de aquellas depende de la disponibilidad de estos metales.

Algo parecido sucede cuando hablamos del dinero fiduciario sujeto a algún tipo de patrón metálico, oro, plata o bimetálico oro y plata. La autoridad monetaria podría emitir el dinero que quisiera, pero la norma aplicada con celo, requiere poseer el respaldo en estos metales preciosos, ya que este patrón implica que el dinero fiduciario es una representación de los metales que lo respaldan. Como vemos en este caso, la obligatoriedad de poseer estos metales es más laxa que en el caso de las monedas mercancías; y su emisión en la practica también lo es.

Por último, llegamos al dinero FIAT (en latín, hágase). Esta formula monetaria no es una representación de nada, solo está respaldada en la confianza de los usuarios y consumidores de dicho dinero y por lo tanto es susceptible de emisión infinita.

Con estos tres sistemas se explica casi 5000 años de historia monetaria, de los cuales, solo en las últimas 5 décadas se ha empleado el sistema del dinero FIAT. Por tanto, podemos sentenciar sin riesgo de equivocarnos que el dinero FIAT y su “particular” forma de emisión, es una rareza por no decir una extravagancia dentro de nuestra historia.

Como os habréis dado cuenta en esta narrativa económica, hasta ahora, hemos hecho siempre referencia a la emisión monetaria, ya que el abuso de ésta provoca inflación. La inflación provoca perdida en el valor de la moneda que de no corregirse a tiempo acabará por colapsar todo el sistema  ya que finalmente se convierte en una estafa de tipo piramidal. Ejemplos hay decenas y se vienen estudiando desde hace siglos, no es nada nuevo.

Cuando observas los fundamentos económicos del Bitcoin percibes rápidamente que quien quiera que estuvo detrás de su creación tenía amplias nociones de política monetaria y además conocía de la importancia de la estabilidad y sostenibilidad de la moneda. Es decir, conoce el problema y aporta una solución.

La solución es muy simple y ahí radica la genialidad:

Todos conocemos el calendario de generación de los nuevos Bitcoins.

Por tanto, no depende como en el caso de las monedas mercancías o del patrón metálico de la cantidad de materias primas que se posea o de que se descubran nuevos yacimientos. Sino que la emisión está regulada y establecida desde su origen y además los nuevos bitcoins se generan a una tasa descendente, gracias al halving.

El halving, por tanto, como anunciamos al comienzo, es la reducción a la mitad del numero de nuevos bitcoins que son generados o emitidos cada día.

Este suceso tiene lugar cada 4 años aproximadamente desde la creación del primer bitcoin allá por el año 2009. En esa época, se comenzó emitiendo de media unos 7200 bitcoins al día o lo que es lo mismo y más exacto, 50 bitcoins cada diez minutos. En 2012 se redujo a 25 y en 2016 a 12,5.

En poco mas de un mes tendremos una nueva reducción, la tercera, generándose a partir de ese día 6,25 bitcoins cada 10 minutos, 37,5 bitcoins a la hora y 900 al día.

Y este suceso, se seguirá repitiendo periódicamente cada 4 años aproximadamente de manera indefinida, ya que por su propia naturaleza siempre habrá bitcoins o porciones del mismo por emitirse, pero cada vez a una tasa o ritmo menor.

El halving, aporta una consistencia, seguridad y garantía de sostenibilidad inmensa.

Si hablamos de la inflación, el día del 3er halving pasaremos de una inflación del 3,6% al 1,8%, si ponemos el foco en la emisión neta, pasaremos de 1800 Bitcoins al día a 900, como vemos, la mitad.

Si hacemos referencia a su valor, se comenzará a percibir como un activo más valioso por su mayor escasez relativa y si hablamos de su precio es muy probable que en unos meses el mercado responda asignándole un mayor rango de precio, tanto por estas características intrínsecas que hemos descrito del Bitcoin, como porque su valuación aún se compara con el dinero FIAT que ahora, ya sin tapujos, es de emisión infinita. Y personalmente no conozco nada que sea infinitamente abundante y valioso al mismo tiempo.

Quiero aprovechar para recordar que, si quieres profundizar en estos temas, visites nuestra Escuela Financiera e Innovación Digital (EFID) y dentro de ella el Instituto Financiero Digital Criptoro (IFDC) en el que podrás encontrar los cursos formativos que necesitas para entender y poder analizar las implicaciones económicas y técnicas del Bitcoin y sus peculiares características que están haciendo de este activo la opción preferida de cada vez más gente a la hora de conservar sus ahorros.

De igual manera en breve estará a tu disposición nuestra wallet en la que podrás resguardar tus criptoactivos con total seguridad. ¡El evento se acerca! El momento es ahora.

Efrén Arroyo Franco

Criptoro Digital Blog

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here